#LaMáquinaDelTiempo: Diablo, una visita al videojuego que revolucionó los RPG para PC
Kmilo Noa 1588866262 07/05/2020 7 minutos 236 Comentarios

Seguimos con Blizzard en los 90, antes que apareciera StarCraft: Brood War que reseñábamos el jueves pasado. Diablo llegó en 1996 y lo hizo para quedarse, el videojuego de acción RPG vino a traer un nuevo concepto para los videojuegos de PC y gráficos avanzados para el hardware de la época.


Aunque en el universo de las consolas el concepto Role Play Game o RPG ya estaba bastante bien desarrollado, en los Ordenadores aún se estaban dando los pasos firmes en nuevas interfaces gráficas y sistemas operativos multitarea. Fue entonces cuando los adelantados de Blizzard Entertainment lanzaron Diablo, la primera parte de una exitosa serie de videojuegos de Rol. Se incorporó el concepto de acción a este tipo de entregas, los sistemas de batallas pasaron a ser en tercera persona, dejando atrás el sistema de batalla por turnos tan popular en este tipo de juegos. Además mejoró el sistema de inventarios, añadió objetos únicos, misiones más complejas, sistemas de dungeons o calabosos y jerarquía de niveles de los personajes y árboles de habilidades mejorados.


Diablo vino a aprovechar al máximo las posibilidades que ofrecía una computadora en los 90, como el uso de los periféricos como mouse y teclado, y las opciones de conectividad vía LAN e Internet con el servidor de Battle.net. Pero estas son características técnicas ¿qué tal si vamos a la historia y después seguimos con los datos para nerds?



En Diablo I deberemos elegir entre tres personajes Guerrero, Arpía y Hechicero, de acuerdo con nuestra elección iniciará el juego, donde deberemos cumplir misiones, búsquedas, derrotar distintos tipos de criaturas etc. La historia, que se supone desde el inicio de los tiempos, trata de un enfrentamiento entre los guerreros de Luz y Oscuridad, una batalla entre el bien y el mal que se ha denominado El gran conflicto. Las fuerzas de la Luz lideradas por ángeles y arcángeles se enfrentan a los ejércitos de la oscuridad encabezados por los demonios primarios llamados Diablo: Señor del Terror, Baal: Señor de la Destrucción y Mephisto: Señor del Odio.


La leyenda cuenta que luego de incontables siglos de lucha hace su aparición el hombre, que con su cualidad de elegir entre el bien y el mal, podría poner fin a la guerra. A diferencia de los ángeles y demonios que viven en un plano espiritual, los humanos comparten un plano físico. En pos de ganar adeptos entre los humanos las dos fuerzas divinas llegaban, en ocasiones a romper la fina línea que divide el plano espiritual del físico.


Esto molestó a los demonios secundarios Belial y Azmodan que no compartían la idea de que los seres humanos fueran la clave para ganar la guerra. Hubo una gran rebelión en el infierno terminando con el destierro de los tres demonios primarios al mundo mortal de los humanos.


Los exiliados instauraron entre los seres humanos el terror, la destrucción y el odio. Esto conllevó a que el arcángel Tyrael convocó a los más poderosos magos mortales para crear la orden de los Horadrim y acabar de una vez con Diablo, Baal y Mephisto encerrándolos o sellándolos en unos artefactos llamados las piedras del alma.


No fue fácil pero tuvieron éxito y pasaron alrededor de dos siglos hasta que la orden se disolvió y el Rey Leoric hizo levantar su castillo encima de las ruinas del santuario de los Horadrim. De alguna forma Diablo logró corromper su piedra de alma y liberar parte de su conciencia apoderándose de uno de los arzobispos del nuevo reino. Después de varias guerras el pueblo lanzó una llamada de auxilio al mundo y ésta fue atendida por las Arpías de la orden del Ojo ciego, los Magos de la orden de Vizjerei y los Guerreros de Khanduras.


Tú encarnarás uno de estos personajes y comenzará el camino hacia la derrota de Diablo.


Diablo II



Cuatro años después Blizzard lanza la segunda parte de la serie, esta vez añadiendo notables mejoras gráficas y de jugabilidad, afianzando  un concepto que ya había conquistado con la primera parte. Se añaden 4 actos a la entrega y 3 niveles de dificultad: Normal, Pesadilla e Infierno. La perspectiva se muestra desde una posición isométrica. Los jugadores tienen la posibilidad de contratar uno o más mercenarios para el apoyo en batalla y detrás de cada acto aparecerá un Jefe al que derrotar.


En esta ocasión el juego tiene cinco clases de personajes diferentes Amazona, Nigromante, Bárbaro, Paladín y Hechicera (7 en su expansión Lord of destruction, incorporando al Bárbaro, la Vampiresa y el Druida) aportando seis más que la versión primigenia.


Los jugadores también pueden crear un personaje hardcore. Los personajes regulares pueden resucitar en caso de que mueran y reanudar el juego, mientras que un personaje hardcore tiene una sola vida; al morir, el juego simplemente acaba.


En cuanto a la historia, esta vez es narrada por un vagabundo que dice ser el mismísimo ángel Tyrael, que aparece en un monasterio vistiendo una túnica encapuchada.



La historia del juego que transcurre en cuatro actos, siendo el primero el que toma lugar en el Campamento de las Arpías y los campos alrededor de un antiguo monasterio. A medida que el jugador avanza a través de los cuatro actos, se enfrenta a dos demonios menores (Andariel al final del Acto I y Duriel al final del Acto II) y a dos de los tres Males Fundamentales (Mefisto al final de Acto III y el mismo Diablo al final del Acto IV). En esa travesía es que el jugador conoce lo que sucedió con la piedra del alma de Diablo y el héroe corrupto: el héroe, ya poseído por Diablo, recupera la piedra del alma de otro de los Males Fundamentales (Mefisto) y lo libera, para luego ser destruido por completo Diablo. El vagabundo que relata gran parte de la historia cuenta que el siguió al héroe corrupto hasta el lugar donde libera a Mefisto. También revela que fue engañado y "libera" la piedra del alma del tercer Mal Fundamental, Baal. Inmediatamente después de presenciar esto, el arcángel Tyrael -el encargado de resguardar la piedra- le encarga llevarla al infierno para que la destruya.


Diablo III


La tercera entrega llega en 2012 cambiando completamente el estilo y la jugabilidad de la serie. Ya no es un juego Offline para PC sino que depende de un servidor en Internet, pasando a ser de un juego de acción RPG a un MMORPG como es el caso del exitoso título de Blizzard, World of WarCraft. Aunque también tuvo su lanzamiento para la consola Xbox 360 donde sí se juega la campaña de manera offline, la imposibilidad de jugarlo en una PC, privó a los cubanos de jugar Diablo III hasta la fecha, donde solo es posible si se utiliza un VPN y conexión a Internet ya que los intentos de servidores Offline en su mayoría son un fiasco plagados de errores y bugs.


En este artículo no llegamos hasta Diablo III ya que es una entrega bastante reciente como para catalogarla como clásico.


Para calmar las ansias de disfrutar de una experiencia que a muchos nos restó horas de sueño, te dejamos en descarga directa las dos primeras partes de esta serie que según declaraciones estaría llegando pronto a su cuarta entrega.   


LINKS DE DESCARGA:


Diablo
Diablo II Lord of Destruction


Con información de Wikipedia

Kmilo Noa
Millennial, escritor freelancer, poeta e intento de tuitero. Escribo lo que se me ocurra, ya me dirás ;)